Champiñones fritos

Champiñones fritos

50%

Raciones

4

Preparación

10 minutos

Cocción

10 minutos

Votar

Compartir:

 

Dentro de los métodos de cocción, freír los alimentos puede considerarse una de las formas más rápidas y sabrosas de cocinar y consiste en sumergir los alimentos en aceite, a una temperatura superior a la que cocina el agua.

Los mejores Bares y Tapas de León

El mejor aceite para freír es el aceite de oliva porque resiste mejor que otras grasas las altas temperaturas, es más estable y menos absorbente para los alimentos, además de que proporciona un sabor excelente. Pero el aceite de oliva, aunque es el mejor para freír, pierde bondades al ser llevado a altas temperaturas, lo que son ácidos grasos insaturados se convierten en saturados.

Una buena fritura se obtiene cocinando el alimento en un buen aceite a una temperatura constante más o menos elevada según el tamaño, y durante un espacio de tiempo reducido. De este modo el alimento conserva sus jugos y sales minerales, y resulta más jugoso.
Champiñones fritos
Los alimentos que contienen mucha agua, como las verduras u hortalizas, se puede freír a unos 140º C, los alimentos que han sido sometidos a una precocción y se quieren dorar, se pueden freír a unos 160º C y los alimentos de pequeño tamaño que se vayan a freír en muy poco tiempo, pueden llevarse a una temperatura de 180º C.

Hay que esperar a que el aceite alcance la temperatura deseada antes de introducir los alimentos a cocinar, no extenderse en el tiempo más de lo necesario, no freír demasiada cantidad cada vez para que los alimentos se cocinen por igual y hacerlo en el último momento para que el resultado sea el esperado, una textura exterior crujiente.

Después de freír un alimento conviene depositarlo sobre papel de cocina absorbente para desechar el exceso de grasa.


Instrucciones

Champiñones fritos

Champiñones fritos

    1. Pela los ajos.
    2. Lava los champiñones en abundante agua.
    3. Escúrrelos y córtalos en láminas.
    4. Pon el aceite a calentar en una sartén a fuego medio-alto.
    5. Añade los ajos y la cayena. Deja que se vayan dorando.
    6. Echa los champiñones en la sartén, fríelos a unos 160ºC dándoles vuelta de vez en cuando y sácalos cuando estén dorados.
    7. Deposítalos sobre un papel de cocina absorbente, añádeles la sal y la pimienta molida.
    8. Sírvelos calientes, solos o como guarnición.

 


Champiñones fritos

 

Sugerencias

Puedes servirlos solos o como guarnición acompañando a carnes, pescados u otras verduras.

Si te gusta el sabor del perejil, al servirlos puedes espolvorear perejil picado por encima.

 


Ingredientes

  • Champiñones 300 gr
  • Aceite de oliva 100 ml
  • Ajo 2 dientes
  • Cayena 1 unidad
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Champiñones fritos

Compartir & Imprimir

Favoritos

50 0 100 10

Sin Comentarios

Deja un Comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información y publicidad acordes con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso y los términos de nuestra política de cookies. Puede pinchar en el enlace para obtener más información o conocer cómo cambiar su configuración. plugin cookies

ACEPTAR